» » COMO NACE EL BARRIO DEL TESORILLO EN MELILLA

COMO NACE EL BARRIO DEL TESORILLO EN MELILLA

image MARTINEZ, Francisco.-Por los que lloran.(Apuntes de la guerra).1910.P.195-197

La aglomeración de braceros en Melilla y la falta de viviendas en que alojarlos, me obligó á establecer un campamento para obreros. El día en que lo inauguré dije á los mismos, señalando una colina
inmediata: «El que ahí haga una casa, es dueño de ella; allí tenéis la piedra, gratuitamente podéis tomarla (la cantera dista unos 400 metros); pero ésta es la rasante: ya veis que hay mucho que desmontar; á los primeros que hagan la obra de albañilería les serán regaladas algunas vigas, puertas ó ventanas.»

Cuando me separé de ellos, un señor de los de mi acompañamiento me dijo: «Les pone usted una cucaña muy alta, muy gorda y muy ensebada, á la punta de la cual les coloca, es cierto, un buen premio: ninguno hará el tonto intento de treparla.» Pensé, lo confieso, que tenía razón.
Pues bien; siete empezaron á edificar inmediatamente, y lo afirmo: las veinte familias ocupantes de las veinte tiendas de campaña allí establecidas, serán veinte familias propietarias antes de finalizar el año. Si algo economizan de sus modestos jornales, en materiales para su casa lo emplean, no en vino. Regresan del trabajo que les proporciona el sustento, y no descansan: trabajan en sus casas. Sus mujeres, en vez de chismorrear en los ratos de ocio, ayudan á sus maridos; los hijos acarrean piedras, hacen las mezclas, contribuyendo, y no poco, á la obra; todos sudan, todos pasan fatigas; pero todos obtendrán compensación, todos triunfarán, todos
lograrán realizar su propósito.
¡Nueva Jauja! dirán algunos al leer esto y se sonreirán burlonamente.
¿Sí? Pues les invito á que visiten el cerro de «El Tesorillo», seguro de que trocarán su burlona risa por otra más simpática, la bondadosa, que produce el deber (que no es virtud en este caso) de la caridad practicada, la fe, sentida y la esperanza realizada.
En tierra de fatalistas ocurre esto: ¡qué lección para los que niegan el libre albedrío y desconocen lo mucho que puede la voluntad! Y ¿quiénes lo realizan? Unos pobres de España (la tierra del pesimismo, peor que el fatalismo). ¡Qué otra lección! De ella deducen que nuestro pueblo puede mucho; sólo necesita ideales. Dárselos, y con poca, muy poca ayuda, los perseguirá y realizará. Clases directoras, dárselos, repito. Pensad que vuestros brazos no sirven para realizar lo que realizan los de los dirigidos, y en que, por lo tanto, si no hacéis lo primero, sois inútiles, y los inútiles son perjudiciales.
                                                                                                                                       Salvador Arizón

Comparte la noticia en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Print this page
Print

  1. victoria
    |

    Soy nacida y he vivido en el tesorillo hasta lo 30 años
    no conozco esa historia me ha gustado mucho pero me estraña que diga edificaron en el cerro el tesorillo es
    llano estoy muy orgullosa de mi barrio

    Isaás peral

    BESITOS AL BARRIO Y MELILLA ENTERA

    Soy nacida y viviendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.