POEMA A MI AMIGO VALIENTE

En el Cine de Arroyo proyectaban

la película: Tarzán de los monos

El hijo del protagonista se llamaba

Boy y era un niño de piel blanca

como mejilla de sal y de cabellos

muy rizados y rubios como el oro.

 

Valiente había disfrutado viendo

las aventuras de toda una familia

en la selva virgen y se le quedó

grabada la imagen del niño rubito

Y al verme en la puerta de mi casa

junto al zoco exclamó sonriente

Boy desde ese día me llamó así.

 

Valiente debía su bravísimo apodo

a su forma de ser pues no temía

a nada ni a nadie y todo el mundo

lo respetaba y trabajaba de sol a sol

Acarreando el pescado desde la lonja

hasta los puestos y ayudaba a todos

a colocar y presentar la mercancía.

Valiente era delgado y con el pelo

negro ondulado y de un carácter

alegre y por supuesto simpático.

No paraba un momento de aquí

para allá y nunca le faltaba trabajo

siendo muy considerado por ello.

 

El Zoco le quedaba ya pequeño

y con lo poco que ganaba no podía

sacar adelante a su buena familia.

Y un buen día decidió emigrar hacia

Holanda un país con una importante

industria y gran desarrollo en todos

los campos de la economía productiva.

 

Valiente hizo lo que hicieron otros

trabajadores y buenos nadorenses

Salir a la busca de un buen futuro

para los suyos aunque significase

dejar a sus seres queridos y amigos.

Y lo consiguió trabajando muy duro

no sé lo que habrá sido de él pero

le dedico esta oda por haber sido

un valiente y una excelente persona.

Saludos a mi amigo Ahmed Almassati, de un nadorense que sigue haciendo poemas y odas aunque el calor apriete.

image

 

Pepe Luis ZAPATA (Barcelona)

Tags:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)