Poema: La Nochebuena de los Alcaide

Escucho a la Niña de la Puebla

con su voz de terciopelo parecía

que tenía un bellísimo ruiseñor

en su muy privilegiada garganta.

Cantando la canción andaluza

LOS CAMPANILLEROS.

 

Mis sufridos ojos se emocionan

por su delicioso canto y hago

volar mi memoria y me traslado

a Villa Nador en la última fiesta

de la Nochebuena la de 1955.

 

En mi casa junto a mi añorado

Zoco reinaba la bella y olorosa

yerbabuena sobre las especias

Mi querida y laboriosa madre

había comprado los ingredientes

para la elaboración de roscos

borrachuelos y mantecados.

 

El 23 la buena cocina económica

el horno en su punto y la masa

preparada con cariño y esmero

Manos a la obra y el resultado

espléndido se notó su maestría

siendo premiada con besos sonoros

por todos sus leales admiradores.

 

Llegó la anhelada Nochebuena

cena en familia y en armonía

El cielo era de un azul brillante

la sultana la luna llena se había

puesto sus alhajas ,una linda

gargantilla ,los zarcillos de plata

fina y los labios bien pintados.

Y las estrellas la acompañaron

en su ronda mientras en la Mar

Chica se oía el placentero sonido

de las olas al besar la playa.

Y todas las luces encendidas

la mesa puesta con un bonito

mantel y los dulces caseros

más los turrones, mazapanes

polvorones y no podían faltar

a la cita los licores vino dulce

Quina Santa Catalina,Anises

Machaquito y la Asturiana

y el coñac de malla amarilla.

 

Tocaron a la puerta y recibimos

con los brazos abiertos a la buena

familia de los Alcaides muy queridos

por su honradez y solidaridad con

todas/os Sebastián y Anita Rojas

eran de San Roque y de un Cádiz

liberal y libertario de Casas Viejas

y de un gran Fermin Salvochea.

 

Guitarras, bandurrias y las bellas

voces de sus ochos buenos hijos

hicieron que aquella Nochebuena

fuera recordada para siempre con

mucho emoción por los Zapata

No todo fue camino de rosas para

estos buenos trabajadores Sebastián

padre fue privado de libertad por leer

y pensar diferente, lo mismo le sucedió

a Jiménez otro ser humano y solidario

que ayudaron a mucha gente necesitada

en unos años crueles para los vencidos.

 

image

José Luis Zapata

Tags:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Lo siento pero están cerrados los comentarios.