Un siglo de las minas españolas del Rif

clip_image002

La crónica social y económica del fenómeno minero en el Rif constituye una verdadera historia de la presencia española en el norte de Marruecos, a través de la explotación colonial del hierro por parte de la Compañía Española de Minas del Rif.

 

El autor de esta obra indispensable para acercarse a la realidad del extinto protectorado de Marruecos es Vicente Moga, uno de los mayores conocedores del tema y autor de obras excelentes sobre la presencia española en Marruecos y la historia militar, social y económica de Melilla. Su libro, Un siglo de hierro en las minas del Rif (907-1985) acaba de ser editado por la Biblioteca de Melilla. Para la ocasión, CARTA DE ESPAÑA publica en este número un bello y documentado texto del propio Vicente Moga.Con los destellos del siglo XX mi familia emigró al Rif. Mis abuelas eran de Nerja (Málaga). Lola fabricaba jabón con aceite de cocinar usado y sosa cáustica. Carmen desprendía el aroma de la cebada que tostaba para hacer el café de puchero. Mis abuelos tenían otros orígenes. Cristóbal nació en Garrucha (Almería). Trabajaba de palista y, en sus escasos ratos libres, hacía alpargatas que vendía entre sus vecinos. Vicente tuvo su  cuna entre las nieves pirenaicas de Scunyau, en el valle de Arán.

image

Arriba: El facultativo de minas, Juan José Echevarría –primero a la izquierda-, fue el auténtico factótum de las explotaciones de la CEMR en Uixan y Axara.

Recorría las cabilas comprando las cosechas de cereales o cocinaba para el ingeniero jefe de la explotación minera en el fuerte de San Jerónimo. De sus manos probé por vez primera el negro pan de cebada, pesado y correoso, que era, junto con la cebolla y el omnipresente té con hierbabuena, la base de la dieta rifeña.Los cuatro abuelos pasaron gran parte de sus vidas, como sus doce hijos y algunos de sus dieciocho nietos, entre ellos yo, en Uixan. Durante siete décadas, este fue el poblado minero – caracterizado como privado y europeo- más importante del Rif. Generado desde 1908, cuatro años antes de la implantación del Protectorado español

en Marruecos, por la Compañía Española de Minas del Rif, fue una especie de microcosmos, representación de un universo en miniatura que se implantaba en un entorno sin continuidad cultural, religiosa o política.

image

Vista parcial del Campamento de San Juan de las Minas

Un nuevo El Dorado.Mi padre contaba que “no podía estar” sin el oleaginoso ruido de los generadores de la central eléctrica en la que trabajaba. Había nacido en Uixan en 1917 cuando este asentamiento intentaba fijar las estructuras necesarias para convertirse en el epicentro humano de la explotación de las minas del oriente marroquí. Para ser más puntilloso, y centrar mejor el hecho, tengo que escribir que mi padre nació dentro del fuerte de San Jerónimo, uno de los cinco reductos militares que pespunteaban los cotos mineros. Siempre he imaginado que su nacimiento podía ser descrito como un episodio del Far West, pues los fuertes permanecían cerrados como búnkeres y defendidos por militares que, día y noche, poblaban sus almenas.En 1928 fue mi madre la que nació en Uixan, pero su alumbramiento fue ya en la casa familiar, una suerte de corrala llamada chivani, que en bereber significa viejo, donde se compartían cocinas y servicios en torno a un patio encalado de penurias y coplas. Eran otros tiempos, en los que el Rif ya había sido domeñado después de las debacles de Annual (1921) y Xauen (1924), culminadas en 1926 con la “pacificación” manu militari que abría las puertas de la explotación intensiva del Protectorado. Las minas del Rif se consolidaron como un coto de la oligarquía financiera madrileña, catalana y vasca, que, bajo los apellidos de los Güell, Figueroa, etc., detentó los Consejos de Administración hasta muchos años después de la independencia de Marruecos. Ellos fueron los recipiendarios de las enormes ganancias generadas por empresas como la Compañía Española de Minas del Rif y la Compañía Española de Colonización Agrícola, las dos caras del mayor trust español en África, que “patrióticamente” se publicitaban como “genuinamente españolas”.Arropadas de facto por el Ejército y el Gobierno, llevaron a cabo una de las mayores rapiñas del periodo colonial de España en Marruecos.

image La llegada de los obreros cambió los rituales sociales en las tierras del Rif. El mestizaje fue enriquecedor.

Desplazaron millones de toneladas de mineral de hierro que fueron exportadas, con enormes beneficios, a España y Europa; contaron con la sumisión y el apoyo incondicional de los poderes centrales y locales que las blindaron frente a posibles apetencias extranjeras y les habilitaron las infraestructuras necesarias: el ferrocarril minero y el puerto de Melilla, incluido en este, desde 1926 –casualmente el año de la pacificación del Protectorado- uno de los mayores cargaderos de minerales de Europa.

image

La irrupción de las Compañías mine-ras en el Rif oriental modificó abruptamente el paisaje, llenándolo de ferrocarriles, carreteras y asentamientos urbanos civiles, como Uixan, Nador, Segangan, Afra, Tauima, Setolázar, San Juan de las Minas, claves en la articulación territorial del Protectorado. También de edificios militares, con la implantación de espectaculares cuarteles, como el de Regulares 5, vigía permanente desde su inmenso patio de armas del poblado de Segangan y de las minas.Los viejos caminos de mulos seguían cicatrizando el paisaje, pero los nuevos tiempos habían desalojado todos los arcanos, trasmutando de paso la vida tradicional de las cábilas. Al com-pás del vuelo de las montañas magnéticas, las sociedades mineras dinamitaron el sistema social y político de los rifeños. Cuando éstos todavía seguían inmersos en una economía agropecuaria, propia del periodo preindustrial, se vieron impelidos a dar un salto en el vacío que los transportó desde sus segmentarias, pero democráticas, ripubliks, hasta una condición hasta entonces desconocida, la de asalariados dependientes de los vaivenes económicos. El proceso de desarraigo comenzó en la primera etapa de la explotación –en la que el modelo de producción era de tracción a sangre-, erosionando uno de los primeros talones de Aquiles de las Compañías, la emigración golondrina de los rifeños, que hacía peligrar anualmente la con-secución de los pedidos; y continuó en las siguientes etapas, profundizando en la escisión entre trabajadores “europeos” y “moros”, estos últimos abocados a ser carne de cañón, asimilados a las coriáceas texturas de las vagonetas de carga. Como una coda siniestra de este proceso secular, los ejes y vectores económicos y poblacionales introducidos por la irrupción de las compañías mineras y de colonización en el Rif oriental, no revirtieron en el territorio, ni en sus habitantes, deprivados durante un siglo de hierro, en todos los sentidos, al igual que los peces de un mar interior desecado.Quizás por todo esto mi madre, superviviente del doble proceso migratorio colonial y poscolonial, sentencia que “demasiado buenos fueron los moros cuando la independencia…”.

image Jefes rifeños reunidos en las cercanías del morabo de Sidi Alí, tratando la llegada de las compañías mineras españolas.

Ella tiene fijado este acontecimiento en su retrospectivo cuaderno recordatorio, porque por esas fechas de la primavera de 1956, había vendido nuestra cabra, la nena, a un pastor del Sidi Bu Sbar, el poblado marroquí aledaño a Uixan. El anisi, agradecido por la abundante leche que el animal le proporcionaba, nos regalaba los calostros, la primera leche que se cuaja al fuego, hasta que se hace una especie de pan de textura más consistente que el yogur, exquisito con azúcar y canela. La colonia de mi niñez, una golondrina sin retorno.

Vicente Moga Moreno

“ PUBLICADO EN LA REVISTA CARTA DE ESPAÑA, Nº665 DE NOVIEMBRE DE 2010 “

Tags:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Felicito a Vicente Moga Moreno por su interesante y documentado libro, el relato que he leido es una crónica detallada de lo que aconteció.Ya era hora de que se publicase la verdad histórica y de como la burguesia:catalana, madrileña y vasca, explotó sin ningún reparo los recursos mineros de los rifeños, así como también a los trabajadores españoles y marroquies.
Me alegra ser paisano de personas con un grado elevado de humanidad y que defienden en sus obras a los que sufrieron en sus carnes la injusticia.
Un saludo cordial y la admiración de un nadorense desde Barcelona Pepe Luis Zapata.

No conozco en persona a Vicente Moga , pero en mas de una ocasion me hablo mi amigo Universo de él y, de Gines San Martin ,este ultimo creo recordar que estuvo el la Planta.
Estos dos conocen muy bien esta zona y, todo lo relacionado con las minas , me atreveria anadir a un tercero que aunque este no haya trabajado en las minas , pero siempre se ha interesado por el tema , me refiero a Juan Diez Sanchez.
Yo pertenezco a esa generacion que trabajo en la Planta de Peletizacion con : Antonio Garcia Bueno , Pepe Ramos , Universo Garcia y otros.
Me eneteré por medio de nuestro amigo José Luis , de que Vicente Moga escribio un libro interesante sobre las minas, donde hay unas fotos de mi amigo Uni y, otros conocidos.
Me gustaria comprar este libro , pero no se de que forma hacerlo , yo deje hace tiempo de entrar a Melilla , por los protocolos de la FRONTERA , te tiras dos horas al entrar y otras dos horas al salir , tome la decision de no entrar mas.
Terminaré felicitando a nuestro paisano Vicente Moga por el libro , que segun lo que me contaron mis paisanos se merece una calificacion de Sobresaliente.
Un fuerte abrazo

Hola soy Pedro, nacido en Nador en el 1950, mis padres eran Pedro el pintor y pepita, somos cuatro hermanos nacidos todos en Nador, salimos de alli en el 1959 cuando la independencia de Marruecos,cuando mi padre empezo a trabajar en las minas del rif nos fuimos a vivir a un fuerte que hay en San Juan de las minas, que les llamavan Automovilismo, fuy a la escuela que havia en el Uixan alli hice mi primera comunion, fueron los dias mas bonitos que yo recuedo de mi infancia, un saludo a todos.

Buenas tardes Pedro: Saludos de un nadorense y comparto tus piropos hacia nuestra querida tierra rifeña y en particular Uixan y el Nador de dónde salimos el mismo año. Mi familia y yo embarcamos en el Vicente Puchol una noche de Abril de 1959 y mira que han pasado años,meses,días y sigo recordando con cariño el tiempo de mi infancia alegre allí.
Recibe un saludo de tu paisano Pepe Luis.

Amigo Fahim:El dia llegará en que las fronteras que de todo tipo serán barridas: Por la tolerancia, la libertad,y la democracia…entonces yo dejaré de sentir ésta INDIGNACIÓN
que siento en estos momentos.
Recibe un fuerte abrazo solidario de tu paisano J.García

hola soy de laassara mi padre tenia casa alado de la mina de
setolazar se llama mohand koubaa ira bejelante ira moy amigo de mohamedi(vivo)e su ermano mi ecuenta mi madre que descansan en paz todos la verdad magostado mocho los comentarios sobre esta mina donde habia miles des trabajadores
e hora es en nido de los pajaros en abraso moy grande a todos
hamid koubaa

Buenas tardes paisano José García. Somos muchos los que compartimos tu INDIGNACIÓN,mientras que no hay fronteras para las mercancias y capitales, los pobres se juegan la vida para liberarse del hambre y a la busca de la libertad.
Ellos tienen materias primas que el Norte rico explota y encima pretenden que sigan en sus respectivos paises, soportando la mayoría de las veces a tiranos pagados por Occidente, porque interesan para perpetuar la explotación de sus recursos.Me parece increible que una persona tenga que estar dos horas para pasar de Melilla a Marruecos en el siglo XXI.
Llegará un día en que la patria será el Universo y la familia la Humanidad. Recibe un abrazo de un nadorense indignado. Pepe Luis

Hola paisano Hamid:Yo nací en Setolazar en 1940, donde estuve viviendo hasta 1958. Tú me podrias decír en que lugar de la mina era vigilante tu padre?.Ha pasado mucho
tiempo y los nombres se olvidan,los lugares quedan más en la
memoria.Yo recuerdo al vigilante que había por la parte de
las oficinas, pero no me acuerdo de su nombre,aunque más
de una vez me corrió (a gorrazos) por ír a la fuente con mi
barríl a por agua,naturalmente porque no era la hora en que
tenía que haber ido y me había entretenido jugando a la
pelota, cosas de crío,( más o menos 9 años).Recibe un abrazo solidario de tu paisano José García hijo de Pepe Sanjuan

hola senior jimenez mi padre se llama mohand koubaa era vegelante en la planta donde se hace bolas de mineral una lastema ver como esta la mina ahora un brazo fuerte
hamid barcelona

hola ahmed salam moaalikom si ahora ma acuerdo de ti hermano de farid y de houssien tu que vives en alemania un saludo a todo la familia
hamid barcelona

Hola Hamid, me alegro que estés en Barcelona, deseo que te
vaya bien a tí y tu familia, en estos tiempos tan duros que
estamos pasando.Yo también resido en esta ciudad: acogedora, abierta y tolerante, donde tantos paisanos iniciamos una nueva vida. La planta de bolas que me dices
yo no la llegué a ver,después de venirme a Barcelona hubo
muchos cambios.Yo resido en Montbau( Valle de Hebron) y tu en la Trinitat, pués, somos casi vecinos.
Un abrazo de tu paisano José Garcia

hola de nuevo hamid,si que te acuerdas de mi no se si conoces a mi hermano mohamed que trabajaba en la oficina de uixan que hacia de contable ultimamente de seferif con mohamad boujida asta que se marcharon todos,seguramente que avez en cuando bes a mi hermano hossein que vivia una vez a trinidad vieja, en barcelona con hamid abdelkader manco que descanse, yo venia una vez a barcelona dos veces al mes si te acuerdas para vender coches , a tu primo hossein o hermano ahora no se seguro, le vende tres o cuatro o cinco no me acuerdo mas, yo voy para ya dos veces al anio porque mi gusta barcelona mucho, saludos hamid para toda la familia

Hola, soy Francisco Gomez Villar nacido en 1934 en Uixan. Soy hijo de Juan Gomez Borras y Antonia Villar Morata. Mi padre era el Jefe de los torneros y luego jefe de grupo y luego talleres en Uixan. Era muy conocido. HE leido algunos de los comentarios anteriores y me ha dado mucha alegria reconocer algunos nombres como son Universo Garcia, Pepe Ramos, los Moga, etc… Conocí un tal Antonio Garcia pero era mas joven que yo, era el hijo de Iluminada. Tengo 2 hermanos mas Pedro y Mari Carmen (menores que yo). Fui a la escula en Uixan con D.Saturnino Navas. Empece a trabajar a los 14 años (1948) como ajustador con Antonio Gil y mi tio Paco Gomez en el taller de Uixan. Al mismo tiempo empece a practicar el boxeo y me marche a Barcelona en febrero de 1953. En junio consegui ser campeon de Cataluña y de España en 1953 y 1954. Os hago el maximo de comentarios para recibir noticias de gente que espero aun siguan con vida y asi poder contactarle. Tengo intencion de viajar a Uixan y Nador en este año. Si alguien me conoce, estaria encantado de hablar y recordar aquellos tiempos. Mis tios son Jose Mari Soler (encargado de electricista) y Antoñita, Isabel Pepe Uro, etc…
Los nombres que recuerdo son Encarni, Enrique Garcia, Miguel Bosque, Pedro Parra, El Hito, etc…

Mil gracias al autor. Soy una abuela que antes trabajó como abogada y estoy escribiendo un libro con una amiga española sobre nuestros paises, España y México en dos épocas determinadas y el Rif me era indispensable.
Saludos desde México

Hola paisanos , leo este relato tan magnífico que no tengo más remedio que poner cuatro letras (desearía saber si esto esta escrito recientemente , ya que yo recuerdo a Vicente Moga más o menos de la edad de mi padre que sería próximo a los 100 años , pede ser ?¿ ),muchas cosas las desconocías , otras las deducía por multitud de comentarios , también sufrida en propias carnes , que ya relatare otro día , hola Paco Gómez, yo soy hijo de Paco Casado , nos fuimos de las minas en 1950 yo tenía 10 años , pero te recuerdo perfectamente , yo iba con mi primo Pepe Casado a los entrenamiento de fútbol y recuerdo como entrenaba me parecía un gran atleta muy fornido y si no eras del peso pesado poco te faltaba y creo recordar si no me equivoco que había un gran aficionado al boxeo , creo que vivía en el mismo pabellón que nosotros , el de abajo a la izq. donde estaban los lavaderos , era carpintero , puede ser ? . Un abraz para todos .

Hola a todos, son muy interesantes todas las historias que cuentan ustedes de la vida en el Rif. Yo me estoy interesando últimamente por encontrar al marido de una hermana de mi tatarabuela. Este era comerciante de grano en Valencia. Se casó y se fué a Melilla, cuando empezó la guerra acabó en Nador. Vivía en los terrenos colindantes a la mina. Enviudó sin descendencia, pero creo que no volvió a España. Se que no murió en el desastre, ni vino en el barco de prisioneros. Se que seguía vivo en el año 42, puede que en Melilla o en Nador. Me gustaría encontrar su tumba o sus referencias ya que no puede seguir vivo pues tendría ciento y pico años. Se llamaba Vicente Falcó Viguer. ¿Alguien puede ayudarme o indicarme cómo buscarlo? ¿alguien tiene un mapa antiguo de la zona para poder ubicarlo?
Muchas gracias por adelantado, por lo que puedan ayudarme.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)